sábado, mayo 20, 2017

Canción de amor número 2




Yo que tiritaba de frió
mojado por todas las lluvias
de todos los niños pobres
y de todos los mendigos
y tú, volcán de miel

Yo que estaba solo al fin
en medio de tanta gente
buscándote
y tú, como un bosque 
lleno de pájaros.

Llévame oculto en tu pelo,
llévame en tu cabello,
llévame junto a tus senos,
llévame.

Repósame en tus colinas amorosas,
llámame a tu fuente
donde el placer es húmedo
y corre, gacela blanca.

Tú que conoces mi cuerpo
por todos los caminos dulces
que has trazado con tus dedos
y con tu boca.

Lumbre de mis ojos cansados
de luchar con la niebla,
heridos mis pies
de tanto caer.
Comeré sonrisas de tu árbol.

Amancio Prada

Amancio Prada

María Jiménez

martes, mayo 02, 2017

Afirmación de vecindad


Soy de una tierra fría, pero hermosa.
Aquí la nieve, la esperanza helada
de que se alumbre cada madrugada
el destino difícil de la rosa.

Y me basta. Me basta si esta rosa
que al fin ha de nacer inmaculada
se la puedo decir a quien me agrada,
a quien conmigo va; y en mi reposa.

Queden en el dorado mediodía
la pronta floración bajo otros cielos
y los mares de lunas navegables...

Yo con vosotros. Dando cada día
testimonio de cómo entre los hielos
abre el amor sus minas imborrables.

Antonio Pereira

Amancio Prada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...